miércoles, 22 de abril de 2015

Fulgur (Unamos nuestras palabras)

Hola a todos, primero hago una pequeña presentación. Hace unos meses, Marina del blog Historias del atardecer creó esta genial iniciativa llamada Unamos nuestras palabras a la cual se unieron varios bloggers, entre esos yo. Esta idea consiste en crear todos una historia conjunta donde un texto pasa por manos de todos y cada uno para continuarla y así ver el resultado final. Me pareció un ejercicio muy bonito, tomar una historia en cualquier parte, sin saber qué idea pudiera tener el escritor antecesor y solo continuar cómo se nos ocurra es un reto y lo encontré muy divertido, me recordó a los ejercicios de lenguaje que nos dejaban de pequeños en la escuela.

Con forme la historia fue pasando de persona en persona, fue tomando cuerpo y ahora cuenta con portada y booktrailer, Fulgur está rodeado de magia y misterio, y está empapado de la creatividad de varios bloggers escritores que han sabido cómo agregar su porción. Hoy me toca a mí, la historia lleva 12 partes y la mía sería la número 13, espero haberlo hecho bien y que la historia de Sel y Rhys siga creciendo.

¿Acaso no es preciosa esta portada?
Aquí puedes leer un poco más sobre la iniciativa y apuntarte para formar parte de esta historia. Y Aquí encontrarás su espacio en Wattpad. Pásense por allí, encontrarán blogs y personas muy interesantes :)




-¡A un lado!- Ordenó Rhys al joven tonitrui que sostenía a Sel, tenía una expresión de hastío en el rostro –Es suficiente charla- dijo sacando una daga cuyo brillo obligó a Sel y varios de los presentes a parpadear repetidamente, los alaridos de salvaje entusiasmo tonitrui cesaron y el silencio dominó en el salón. Rhys observó el ansioso público y dio vueltas a la fina daga de metal reluciente bañada en dorado, con la maestría y destreza que solo él poseía. Terminó con la habilidosa demostración empujando a Sel de golpe y haciéndola caer de rodillas con dolor. Le haló el cabello por detrás obligándola a levantar la cabeza y puso el resplandeciente filo de la daga sobre su cuello –Justo a tiempo para nuestra celebración- dijo Rhys hacia la multitud frente a él, todos se apartaban despacio abriendo paso a un alto y algo encorvado anciano de cabellos grises y una gran cicatriz en el rostro, su expresión era dura y la contextura gruesa y fornida revelaba el vigor de una juventud que se quedó en días de antaño –Tío Agnar, como lo prometí a ti y a mi señor, Vergil el Grande, os traeré por fin la victoria, este es el festín de iniciación ¡y todos ustedes serán testigos!- Exclamó Rhys alzando la daga, la algarabía sofocaba el recinto
-¡Victoria! ¡Mátala ya!- todos exigían con fervor.
-Están atrapados en los antiguos túneles, los esperaré en las puertas norte y oeste acompañado de una lanza de madera con tu preciosa cabeza en la punta como mi cetro- Dijo Rhys a Sel volviendo a poner la daga sobre su cuello, ella tragó saliva con dificultad mientras pensaba rápidamente qué hacer–Para el anochecer, todo ese grupo fulgur estará muerto- El regocijo se hizo notar, las risas de odio y venganza eran el himno.
-Si mi querido hermano Vergil estuviera aquí…- Dijo el anciano acallando las voces mientras subía a la plataforma y se acercaba a Rhys –Nadie mejor que tú para llevarnos a la victoria que hemos estado esperando por generaciones, El Grande tenía razón contigo y sé que estaría orgulloso, pero recuerda que tenemos un propósito- Agregó irguiéndose, Agnar tenía una apariencia un tanto maliciosa, tan diferente a la naturaleza salvaje e impulsiva que se advertía en el rostro de los hombres tonitrui.
-Lo sé bien, tío Agnar, esto es solo el comienzo, yo voy a exterminarlos- de nuevo los asistentes enardecieron –Ahora cariño, le enviaré tu cabeza al viejo Louran y a tu familia especialmente, para que sepan que las cosas a partir de ahora serán distintas –Carcajadas resonaron al fondo –Dime ¿Quiénes son tus padres?- Preguntó, pero no recibió respuesta alguna, apretó el filo a su garganta –He preguntado cuál es el nombre de tus padres-
-Aurius y Margarot- contestó Sel llena de frustración con la voz entrecortada, Rhys frunció el ceño y aflojó la daga, sus  manos temblaban.

-Rhys- Habló Agnar, pero su sobrino no respondía, el rostro del viejo parecía haber palidecido al escuchar aquellos nombres, se acercó pronto y lo tomó por el hombro –Rhys, mátala ya… Te ordeno… -Rhys ya no sostenía bien a Sel, ella tambaleó un poco sin entender lo que sucedía, alzó las manos atadas y tomó el brazo del joven para evitar caer. Se sintió mareada, su vista se nublaba y notaba cómo las ráfagas de calor pasaban a través de la piel de ella hacia él. Conocía esa sensación, estaba a punto de tener una de sus visiones, pero algo era diferente, pocas veces le sucedían de manera involuntaria sin contar que aquel era el peor de los momentos, él estaba allí, él también podía ver lo que ella veía. Ambos tenían una visión.

4 comentarios:

  1. ¡Hooola!
    ¡SIMPLEMENTE, GENIAL! Es fantástico cómo te ha quedado, cómo utilizas el lenguaje para mantenernos en vilo, y el final que has dejado.
    Cada vez la historia va mejor, ¡muchísimas gracias por tu aporte!<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuchísimas gracias :$ he hecho mi mejor esfuerzo para aportar a Fulgur. Estaré muy pendiente a cómo continua. Besos :)

      Eliminar
  2. Había visto la portada y me había puesto a curiosear por wattpad, pero no sabía que era una iniciativa nacida en blogger. Voy a ver qué tal, a ver si me sumo. Y muy linda tu colaboración, me ha gustado mucho.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Jaz, me alegra que te gustara. Espero que te pases y puedas unirte, es una iniciativa muy bonita, besos :)

    ResponderEliminar

No te vayas sin comentar :)