miércoles, 10 de julio de 2013

Quería Devolverte Algo


He venido con el propósito de devolverte algo que te pertenece. Me siento hoy más que nunca con el alma dividida, como sé que a todos alguna vez en la vida nos pasa, entre la espada y la pared. Es que todos tenemos un lado amable y otro desagradable.
La vida se me ha ido combatiendo mi mitad, esa que tanto me críticas, esa que tanto odias. He llorado incansable hasta arrancarme la piel con las propias manos para quitar de mí eso que hace daño a las personas que quiero, así no supiera nunca de qué se trataba.

Te gastaste mi vida diciéndome que todo era mi culpa, que no era cuestión de que tuviera un problema, que el problema era yo. Hice todo lo que pude para darte lo bueno de mí, y tú solo me gritabas que no era más que mentiras. Pero si tanto odias lo que es sucio, ¿Por qué escogiste más de una vez, por sobre mí, a personas que eran mucho peor? O más aún ¿Por qué tú eres tan sucio?


Engañaste a una niñita que ya no existe, ya soy otra (¿Cuántos no hemos dicho eso?) y ahora veo que sí, tengo defectos, pero tú también. Me parte en mil pedazos que cada día abro los ojos y descubro que en efecto estoy dividida en dos, una parte te ama, y la otra se da cuenta que eres uno de los peores seres humanos que he conocido y que es estúpido querer cambiar mis defectos por ti.

¡Maldita sea, si tan mal te parezco ¿Por qué no solo me abandonas?! Me enseñaste a maldecir y eso está mal. No te vaz sino que te quedas a recordarme cada día como soy lo peor que te ha pasado en la vida, “tu peor karma”.
Y es que si analizo toda mi historia, todo lo malo de la vida tú me lo has enseñado. Y poco a poco me voy llenando de mi otra mitad, la que hace daño, la que es mala, la que me hiere a mí y a los que amo, la mitad que lleva tu nombre, porque tú la construiste. Tú y ese veneno de naturaleza desconocida que emerge de tu boca cada que pronuncias una palabra. Ese veneno que ahora habita en mi alma.
¡Pero mi alma no es tuya! Creo en un Dios, y es todo lo que voy a decir. No quiero odiarte. Porque sé que si lo hago, entonces tu maldad ya no cubriría la mitad de mi alma, abundaría mi alma entera.

Un día te fuiste y lloré. Sé que si hoy te vas a vivir lejos ya no lloraría, descansaría, respiraría, viviría por fin. Yo no quiero pedirle a Dios que te vayas, porque la boca es necia, y uno debe tener cuidado con lo que desea. Es el castigo de mi Dios, al Karma, el destino, que un día pueden llevarte de esta vida diciendo “¿No dizque querías que se fuera?”. Yo no quiero eso, no quiero cargos en mi conciencia, no sé lo que quiero, pero sé lo que NO quiero ¡No quiero ser como tú!
Y es que aún me queda mi otra mitad, la que quiero rescatar, la que le quiero mostrar a mi Dios, el único al que me interesa agradar ahora.
Ya no te amo. Ya no te amo. Ya no te amo. Varias veces por si no me entiendes, por si te haces el desentendido. ¡Y joder, que difícil es no odiarte! Pero no lo haré, no te odio ni te odiaré. No querré cambiar las cosas malas que hay en ti –que son tantas- porque ahora sé que esas mismas cosas las tengo yo, corren por mis venas como tu sangre. Pero ya no las soportaré más.

“Farewell!” como la canción que me sacaba lágrimas cuando te alejaste de mí, sólo que esta vez la que se va soy yo. No sin antes decirte que te he sacado de mí. Ni te amo ni te odio, no siento nada por ti.

He venido a regresarte algo que te pertenece, he venido a devolverte tu cromosoma X Papá, estaba podrido. Y aunque debo agradecértelo porque en parte gracias a él conocí la vida, conocí lo hermoso, conocí el amor, hoy debo decirte que no me ha causado más que problemas. Casi todo lo malo que tengo proviene de él, y por eso no lo quiero más.

Gracias, pero hoy he preferido un alma medio vacía a una medio podrida.




2 comentarios:

  1. Qué hermoso lo que escribiste! Como dijiste es mejor una alma medio vacía que una medio podrida. El vacío podrás llenarlo lo podrido no tendrá vuelta atrás...creo que es una buena elección yo hubiera hecho lo mismo :)

    por otra parte tu blog es muy lindo también, me pareció sencillamente perfecta tu aclaración sobre el color del blog. Muchas veces pensé eso, si le ponía rosa pensarían que yo también lo era (aunque en algún punto creo que tengo algo de ese color en mi...)
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas muchas gracias, tu comentario me ha sacado una enorme sonrisa :) ... Despues de muchos intentos el blog me quedo tan "adorable" que vi necesaria la aclaración , al final quedó así, y tienes razón, para muchos no es facil de admitir pero todos tenemos algo de rosadito dentro xD ..... Un enorme abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar

No te vayas sin comentar :)