sábado, 5 de enero de 2013

¿Cambio? -Un Feliz 2013-






Nos vemos diferentes...
No es que me guste jugar al “¡Ay! Qué difícil es ser yo” podría decirse que odio a la gente así, pero la vida nunca es fácil, cuando mucho llevadera y siempre resulta más sencillo culpar a alguien más.
Todos tenemos un villano en nuestras historias a quien culpar. Una bruja, un hechicero, alguien que trata de controlar el mundo, un archienemigo, un envidioso, una perra o un imbécil. Claro, todo sería más simple en la historia del protagonista, bondadoso, virtuoso, especial y elegido, si ese alguien tan solo no existiera. Seres humanos que se apodan “héroes” ustedes también hacen daño, igual que yo. No pretendo ser pureza. Me gustan los personajes “te lo dije”, porque no mienten –te dije que era peligroso, si te hago daño no digas que no te lo advertí.
Jardín Botánico -Medellín /Colombia
No hay villanos ni héroes épicos en mi historia, solo yo, ni luz ni penumbra, un poco de ambos como todo ser humano. Y ¿Adivinen qué?, me es plácido como soy, porque no soy igual a los demás, a nadie, porque no pretendo ser lo que no soy y eso no cambiará nunca. ¿Miedo al cambio? ¡Jah! No se trata de cambiar, se trata de ser una mejor versión de lo que ya eres. Y sí, se que esa es una frase rayada. Y es que la vida te cambia de dirección, de rumbo, de personas (esas son las primeras en cambiar o marcharse en cuanto les resulta confortable), de pensamientos, de sentimientos, de aspecto, pero en esencia sigues siendo el mismo, tan miserable y pleno como siempre.
Mi pensamiento es siempre el de “nada sucede porque sí” y este año resultó desastroso, observé un ser deplorable, ¿Cuándo dejé que sucediera?, ¡En cuan poco tiempo se destruye uno! Era tan patética la imagen, -¿Cómo diablos le gusté a mi novio?- el punto es que a pesar de todo ello, sé que nada de eso fue al azar, no culparé a nadie más que a mí por eso, más en este mismo instante observo palmariamente el propósito. El fin que poseen los errores, la importancia del recuerdo, la vitalidad de la conciencia en cada caída. La evolución. Es ese siempre el propósito. Es difícil, Sí. Es triste, Sí. Resultas herido, Sí. Pero evolucionar requieres cambios, mucho más profundos que sencillas modificaciones aleatorias, requieres ir al problema –que no se encuentra nunca en el villano de la historia, se encuentra dentro- y erradicarlo. Tocas fondo para tomar impulso. Por esa misma razón lucía así.
Jardín Botánico -Medellín /Colombia

No cambies quien eres, adáptate. Al menos eso hice yo y funcionó. Eso es evolucionar. Después de todo según Darwin no sobrevive el más fuerte, sino el que se adapta mejor.

La vida misma requiere cambios, desde el momento del primer aliento. No hay que temerles, hay que sacar provecho de ellos. Incluso se ha dicho que el año 2013 ha de ser un momento de grandes cambios en la humanidad. No sigo un cliché, solo expongo mi idea.

Soy yo, el alma vacía y sin sentimientos de siempre, pero con un rumo claro ahora. Soy igual, soy diferente, me adapté. Soy más fuerte. ¿Qué si cambié? Sí, ahora soy mejor y no hay bruja, hechicero, persona tratando de controlar el mundo, archienemigo, envidioso, perra o imbécil que me detenga.

Y el cambio en DanniBook es solo el comienzo.:)


Daniela...                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin comentar :)