miércoles, 2 de mayo de 2012

Rinconcito Para Mi Amado: "¡Se Vanidoso!"


Reflexión...

Si en algún momento de tu vida te viste al espejo, y preocupado por lo que viste pensaste en esa persona que amas, que te ama o que quieres que te ame.
Seguro te has sentido inconforme contigo mismo por tu aspecto, seguro pensaste “no le gustaré”.
En momentos como esos has querido cambiar, agregar o quitar cosas en ti y así verte mejor para que ese alguien enloquezca por ti.
Si alguna vez has sentido esto te aseguro que allí afuera hay alguien que tiene todo lo que buscas y que te está buscando a ti.
Cuando lo encuentres, no habrá dudas, será bello, un momento indescriptible, simplemente perfecto. Casi tan perfecto como ese alguien.
De seguro no te gustará la idea de que cuando te vea, no le agrade tu aspecto, pues debes estar siempre preparado, entonces yo te aconsejo amigo… ¡se vanidoso!
¡Se vanidoso! ¡Embellece tu alma!

Cuida cada detalle de ella todas las mañana, nunca salgas a la calle sin revisarla, procúrala perfecta.
Si está bella no te conformes, que nunca sea suficiente, trata siempre que cada día se vea mejor.
Si está sucia, ¡lávala!, arrepiéntete amigo, que el pecado no la empañe, no querrás que él te vea así. Si huele mal, ¡límpiala!, que los malos sentimientos no la infecten. Perfúmala de amor, de caridad, que cuando pases todos la perciban.

Nunca salgas por allí desordenado, ¡ordena tu alma!, que tus palabras concuerden con tus actos, que cuando él te vea te encuentre intachable.
Si está muy insípida, ¡adórnala! Cúbrela de buenas y desinteresadas obras, no importa cuánto cuesten, que todos los días lleve una nueva puesta. Píntala de colores alegres, que cuando él te vea, llames su atención.
Si tiene quilos de rabia, ¡has dieta de perdón!, muy importante que si le falta forma, la alimentes de su palabra. Cuida mucho la figura de tu alma, porque cuando él te encuentre no habrá nada que cubrir, y cuando él esté frente tuyo puedas danzarla al ritmo de sus alabanzas. Seguro amigo, eso lo conquistará.

Se vanidoso con tu alma, porque debe ser bella en cada rincón.
El día que te descuides, ese puede ser el día que te encentres con él, ¿y si no le gustas?.
Se vanidoso con tu alma, revisa cada detalle, que nunca esté lo suficientemente bella, no te conformes, no confundas el concepto de belleza, no escojas formas fáciles de embellecerla, ni telas baratas para revestirla, busca siempre lo mejor, lo poco abundante, lo difícil, lo fino, sabrás escogerlo porque la belleza verdadera es la única que combina con ella, pues tu alma es preciosa.

Y recuerda, él tiene muchos pretendientes y son pocos los que escoge. Por eso no trates de ser mejor que otros, eso sería limitarte, conformarte; que tu alma sea cada día una mejor versión de sí misma.
¡Búscalo!, ¡Conquístalo!, amalo todos los días y el no durará en corresponderte. Y así te pregunto amigo ¿Qué tan a menudo embelleces tu alma?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te vayas sin comentar :)